Archivo de la etiqueta: levantarse temprano

Trabajo eficiente – sin progreso

No logro vaciar mi bandeja de entrada de correos-e. Recibo aproximadamente 120 correos-e diarios y no logro procesarlos todos.

Por lo menos ya me he dado de baja de muchos boletines-e que sinceramente nunca leía.

No estoy seguro qué hacer.
¿Cambio por lo pronto a otro hábito?
¿Trato de simplificar el hábito del correo-e?

Por lo menos levantarme temprano y hacer ejercicio es un hábito totalmente adoptado.
Incluso me estoy levantando aún más temprano; el despertador suena a las 05:00 h.

Y después de una semana de vacaciones, no fue ningún problema regresar al ejercicio.

¿El poder de los hábitos?

Hoy amanecí muy cansado y con el propósito de quedarme más tiempo en la cama. De todos modos me vi obligado a levantarme para apagar la alarma. De una vez aproveché para ir al baño, prender el boiler y la cafetera.
Luego regresé a la cama. Pero después de 5 minutos me volví a levantar. No tenía caso. Solo me daba vueltas en la cama así que me levanté y bajé al gimnasio a hacer ejercicio … como todas las mañanas.

Pero lo realmente interesante fue de que hoy me ejercité con más ánimo, más ganas y mucha más energía.
Ya es la segunda vez que me sucede: mientras más cansado me siento al despertar, más energía tengo para hacer ejercicio, y no me cuesta más trabajo sobrepasar el punto de inercia que otras veces.

¿Será el “poder del hábito”? 

Para apagar la alarma primero tengo que ir al baño

Una buena forma para facilitarte el levantarte temprano es salir de la cama en cuanto suena la alarma del despertador.

Para lograr esto existen diversas sugerencias, como por ejemplo:

  • Poner tu despertador en un lugar lejos de la cama. Así te verás obligad@ a salir de la cama para apagar tu despertador.
  • Utilizar una aplicación en tu smartphone que te obligue a realizar alguna tarea para poder apagar la alarma.

La segunda opción es la que más me gusta porque para poder apagar mi alarma, primero tengo que ir al baño.

Suena algo extraño, ¿cierto?
Pues permíteme explicarte:

Sleep as AndroidInstalé la aplicación Sleep as Android que es un despertador inteligente y, entre otras cosas, ofrece diferentes “tareas” que debes de completar para poder apagar la alarma, como por ejemplo:

  • resolver una ecuación matemática
  • atrapar a un borrego
  • escanear un código QR

La opción de escanear un código QR es la que más me gusta.

Guten Morgen Michael!

Código QR en la pared de mi baño

Tienes que crear un código QR e imprimirlo. Luego lo pegas en el espejo del baño o en cualquier otro lugar lejos de la cama.
Ahora, si deseas apagar la alarma, solamente lo puedes hacer escaneando el código QR.

Es decir, para apagar la alarma, tienes que levantarte de la cama, caminar hasta la pared en donde pegaste tu código QR y escanearlo.

Después de ese recorrido, y más al ver tu cara en el espejo, te aseguro que ya despertaste.
:-)

 

Levantarse temprano – Día catorce hasta veintitrés

So weit, so gut!

Me parece que lo he logrado. Estoy muy contento.
Lo había intentado tantas veces anteriormente y “fracasado”. Pero ahora entendí que “fracasar” es cuestión de definición:

No me gusta hacer las cosas bien, me gusta hacerlas perfectas. Pero es importante distinguir cuándo es de beneficio y cuándo es un obstáculo.
Todas las semanas hubo un día en el que no logré levantarme temprano. Pero eso no significó que no lo lograría la siguiente día.

Estar consciente de que fallar una vez no es “fracasar” fue la clave del éxito. 

Esa actitud me quitó la presión y me ayudó a adoptar este nuevo hábito de forma natural.

La siguiente semana comienzo con mi otro nuevo hábito: ejercicio después de levantarme temprano.

Levantarse temprano – Día ocho hasta trece

Estoy muy contento de haberlo logrado hasta ahora.
El lunes no logré levantarme temprano. El todo el fin de semana no dormí más de 5 horas en total por una tragedia que vivimos en la familia y consideré que era más importante que mi cuerpo se regenerara que levantarme temprano.
Y que un día no logre levantarme temprano no significa que no lo logre al siguiente. No es necesario tener sentimientos de culpabilidad. Pensar así también ha sido una de las claves para continuar con este hábito. Antes, el sentimiento de culpabilidad era un catalizador para darme por vencido prematuramente. Ahora ya no me presiono más y obtengo mejores resultados.

El evento de este fin de semana me hizo recordar lo frágil y fugaz que es la vida.

El pasado nos forma y debemos aprender de él pero no le debemos permitir nublarnos el futuro. Vivimos en el presente y no en el pasado ni en el futuro. Y no debemos malgastar nuestros pensamientos con preocupaciones sobre el futuro. Nadie conoce el futuro así que puede resultar tanto bueno como malo, ¿por qué solamente pensar que va a ser malo si de igual manera puede ser bueno? Mejor ni lo pienses. Vive tu presente.

 

Levantarse temprano – Día cinco, seis y siete

Estos días también he logrado levantarme temprano, con excepción de hoy. En la noche del domingo al lunes dormí nada más 3 horas pero a pesar de eso me levanté temprano, al las 05:30. Pero al parecer el sueño me alcanzó hoy, martes y me levanté a las 08:00.

Pero como ya dije, que no me haya levantado temprano hoy no quiere decir que no lo logre mañana. Y seguramente lograré tener el hábito de levantarme temprano.

Levantarse temprano – Día cuatro

Ayer no logré levantarme a las 5:20 h. Intenté no desanimarme pensando que si no lo había logrado hoy no significaba que no lo lograría mañana. Hoy es mañana y logré nuevamente levantarme a las 5:20 h.

Estoy pensando cambiar el horario de 5:20 h a 5:30 h.

Al parecer la clave para levantarse temprano, por lo menos en mi caso, es cómo me preparo para irme a dormir la noche anterior.

A consecuencia de levantarme más temprano estoy trabajando de dos a tres horas más cada día. Prácticamente eso es otro hábito que se me está formando como consecuencia del hábito de levantarme temprano pero a su vez me parece que me está alterando y por eso tengo dificultades para dormirme temprano, en calma y descansar.

Ayer intenté dejar de trabajar algunas horas antes de irme a dormir para relajarme lo suficiente antes de irme a la cama. Parece que fue buena idea.