Levantarse temprano – Día catorce hasta veintitrés

Este artículo ha sido leído 1222 veces.

So weit, so gut!

Me parece que lo he logrado. Estoy muy contento.
Lo había intentado tantas veces anteriormente y “fracasado”. Pero ahora entendí que “fracasar” es cuestión de definición:

No me gusta hacer las cosas bien, me gusta hacerlas perfectas. Pero es importante distinguir cuándo es de beneficio y cuándo es un obstáculo.
Todas las semanas hubo un día en el que no logré levantarme temprano. Pero eso no significó que no lo lograría la siguiente día.

Estar consciente de que fallar una vez no es “fracasar” fue la clave del éxito. 

Esa actitud me quitó la presión y me ayudó a adoptar este nuevo hábito de forma natural.

La siguiente semana comienzo con mi otro nuevo hábito: ejercicio después de levantarme temprano.

3 pensamientos en “Levantarse temprano – Día catorce hasta veintitrés

  1. Maria Yunuen

    Michael, estoy muy orgullosa porque yo sé lo que es para ti levantarse temprano, he estado contigo 3 años y medio, y jamás en este tiempo te levantaste temprano dos días seguidos, y ahora lo hiciste durante semanas, despúes de haber logrado esto, en serio serás capaz de adoptar cualquier hábito.

    Responder
  2. Karin Bamberger

    Remember: “Life isn’t about not falling, it’s about getting up every time you fall!”

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.