Levantarse temprano – Día uno

Este artículo ha sido leído 654 veces.

Hoy comencé con un nuevo hábito: levantarme a las 5:20 h.

Es decir, aún no es un hábito pero este es el comienzo para convertirlo en uno.
Ya lo había intentado con anterioridad, pero igual como con muchos otros intentos de formar nuevos hábitos, fracasé reiteradamente.

Ahora, con nueva inspiración y siguiendo los consejos de Leo Babauta, lo intento de nuevo. La única diferencia es que al contrario de los consejos de empezar a formar un hábito sencillo, este hábito es uno de los más difíciles de alcanzar para mí.

Nunca he sido una persona que se le ha hecho fácil despertarse temprano en las mañanas sino todo lo contrario. Al parecer mi biorritmo está programado para aguantar más en la tarde y noche que en las mañanas.

No obstante y desafortunadamente tengo que admitir que el dicho de “Al que madruga Dios le ayuda” tiene mucho de cierto. Las pocas veces que he logrado levantarme temprano y trabajar tan temprano, me he dado cuenta que en las primeras horas del día soy mucho más productivo que en las demás.

A pesar de haber estado algo enfermo ayer por la noche y no haber dormido muy bien, aquí estoy realizando mis primeras acciones de este día:

  • registrar el dominio muunyal.mx
  • instalar WordPress
  • escribir mi primera entrada en el blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.