Ejercicio – Día uno

Este artículo ha sido leído 503 veces.

Es la primera vez en mi vida que aún no sale el sol y ya hice ejercicio, estoy bañado, vestido y listo para trabajar. Es un sentimiento nuevo y extrañamente agradable.

Comencé a las 05:55 a ejercitar en la elíptica, sin plan, sin esfuerzo y sin meta. Lo único que ahora importa es formar el hábito de hacer ejercicio. Por eso no me quiero dificultar este nuevo hábito con sentimientos desagradables como tener que alcanzar cierta frecuencia cardiaca o ejercitarme un mínimo de tiempo y ni siquiera la forma de ejercitarme.

Lo único que ahora importa es formar el hábito. Punto.

A los 25 minutos de ejercicio me empecé a sentir un poco fastidiado así que terminé, me bañe y en unos momentos me voy a preparar un delicioso espresso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.